Bien Informado

Siguiendo los pasos de Heriberto Bujanda

Raúl, Melissa y Ariane continúan la visión empresarial que cimentó al centenario Grupo Industrial Bujanda
Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Tuitealo
Share on whatsapp
Enviar a WhatsApp
Share on email
Correo
Share on email

Continuando la tradición de la familia Bujanda, Raúl Armando Bujanda Wong junto con sus hijas Melissa Bujanda García y Ariane Bujanda García se sumaron a la creación y la visión de Heriberto Bujanda Amaya para con Grupo Industrial  Bujanda. Empresa con más de 50 años de experiencia que se ha consolidado a nivel estatal, nacional e internacional, como un conducto apropiado para recibir y reciclar los desechos metálicos ferrosos y no-ferrosos. 

Hoy liderada por Raúl Bujanda Wong, el empresario ha logrado ampliar la visión de la empresa y convertirse en un corporativo con clientes en México, Estados Unidos, Canadá y Asia.

¿Qué es lo mejor de ser padre?

Raúl Bujanda: Es una felicidad indescriptible, la continuidad de uno, verlo reflejado en su máxima expresión, el crecimiento como personas y disfrutarlo cada momento da mucha alegría.

¿Cómo definen a su padre?

Melissa Bujanda: Yo lo admiro porque siempre su principal objetivo es el bienestar de su  familia, siempre ha pensado primero en sus hijas que en todo lo demás ha sido mi mejor amigo y mi ejemplo a seguir. 

Ariane Bujanda: Es un hombre muy bueno, dispuesto siempre ayudar, un hombre que realmente se preocupa por los demás, es muy amoroso con nuestra familia, una de las personas mas buenas que conozco. 

¿Qué persona de su familia ha sido la que más le ha enseñado de la vida? 

RB:No es solo una persona, mi padre que con tan solo haber terminado la primaria con su tenacidad, iniciando desde una manera muy rudimentaria logró con mucho esfuerzo abrirse camino y dejar huella en la industria del reciclaje nacional y haber logrado la primera fundidora en Sonora. Todo sin descuidar lo más preciado que fue su familia, honradez y ética. La segunda persona es Don Carlos Julián García quien con mucho trabajo fue pionera en la industria de la agricultura en la costa de Hermosillo, hacer producir las tierras desérticas y para ser un gran productor alimentario se ocupa mucha tenacidad, inteligencia y sabiduría.

¿Qué significa trabajar en el patrimonio familiar?

MB: Para mí es tanto un orgullo como un reto trabajar en esta empresa, ya que el pionero fue mi abuelo, y mi papa con su visión llevo la empresa a otro nivel 

AB: Es algo muy especial, porque es algo que viene de mi abuelo don Heriberto Bujanda Amaya, que fue de los pioneros del reciclaje en Sonora y para mi poder trabajar en la empresa que fundó mi abuelo es todo un honor y lo hago con mucho cariño, de verdad deseo que mi abuelo y mi papá que siguió sus pasos y puso en práctica los consejos de mi abuelo que donde sea que este se sientan orgullosos de lo que la empresa ha logrado ser.

¿Cómo ha sido compartir su viaje del emprendimiento con sus hijos?

RB: Ha sido de gran aprendizaje, siempre con ideas de mejora continua. Gracias a que tenemos el ejemplo de la cultura del esfuerzo, es lo que nos ha significado transitar las dificultades y sobrellevarlas guiando cada proyecto al éxito. Es importante como cada una de mis hijas aporta lo mejor de sus capacidades junto con mi experiencia uniendo esfuerzos para una mayor estabilidad en la empresa. Además es importante notar que contamos excelentes colaboradores que son la fuerza que nos hacen una empresa de reconocimiento nacional e internacional.

¿Qué les gustaría enseñarles a sus hijos que les enseñó su padre?

MB: Aprender de los errores y usar esas experiencias como una herramienta para solucionar los problemas que se puedan presentar.

AB: Ser buenas personas, dedicadas, hacer con pasión lo que les gusta, que las barreras que la vida les ponga las enfrenten, que valoren lo que tienen por mas mínimo o grande que sea, pero sobretodo que la familia es lo más valioso e importante que una persona puede tener. 

Grupo Industrial Bujanda

La empresa inició con Heriberto Bujanda Amaya, cuando con una visión emprendedora, dio inicio a un pequeño negocio de recepción, clasificación y venta de materiales ferrosos y no ferrosos; un camión, una pequeña báscula e ilusiones mezcladas con mucho trabajo, tenacidad y esfuerzos formaron la empresa.

La misión de Grupo Industrial Bujanda es la recolección y procesamiento de materiales reciclables bajo un esquema de mejora continua en todas nuestras áreas, logrando así altos índices de calidad y competitividad.

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Tuitealo
Share on google
Google Plus
Share on email
Correo
Share on google
Share on email