Bien Informado

Empresaria elabora cubrebocas para el grupo más necesitado: el médico

La directora de Santana Básculas, Irma Santana, hace donativos a hospitales principalmente, pero también a la gente que no ha podido acceder a estos recursos de prevención
Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Tuitealo
Share on whatsapp
Enviar a WhatsApp
Share on email
Correo
Share on email

A pesar de la contingencia sanitaria que está viviendo el país,  y en particular Sinaloa, que lo ha puesto en alerta y trabajando para que los recursos de sanidad y prevención no se vean mermados, en Culiacán hay ciudadanos que han tenido la iniciativa de trabajar creando estas herramientas para evitar que quienes están en la “primera línea de batalla” (el personal médico y enfermería), para que no se vean afectados por el coronavirus, y que sean también un escudo para aquellos que todavía están expuestos en calle porque así se lo demanda su trabajo.

Es el caso de la empresaria Irma Leonor Santana, directora general de Santana Básculas, quien al estar haciendo home office ha visto la necesidad de las personas que no han conseguido cubrebocas  y que trabajan en su jornada sin protección, por lo que se ha dispuesto a elaborarlos para donarlos a quienes los necesiten en la calle, hospitales y otros lugares que le soliciten. Estos cubrebocas, además, están hechos para cuidar el medio ambiente y son reutilizables.

“Yo lo estoy haciendo por todos los médicos. Los estamos donando a clínicas del Seguro Social, en capillas, al Banco de Alimentos, a gente de la calle, en redes sociales nos han solicitado, ha venido mucha gente a recoger. Nada más les pido que les den buen uso. Sé que mucha gente los está vendiendo, que hay talleres de costura que ya no tienen la manera de sostenerse e hicieron cubrebocas para vender; pero esto es algo que hago con mucho gusto, por ayudar”, comentó.

Esta iniciativa a tenido una respuesta positiva de la gente e instituciones que han recibido los donativos, quienes les han enviado fotos y mensajes de agradecimiento utilizando los recursos. Incluso ha habido gente cercana a Irma Santana que se ha sumado y está replicando esta labor desde casa elaborando cubrebocas.

Irma Leonor Santana confía en que los sinaloenses y su empresa, a pesar de que hay menos ingresos, saldrán adelante. “Sí nos preocupa el futuro de la empresa, porque es mucho el trabajo, pero Dios provee.

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Tuitealo
Share on google
Google Plus
Share on email
Correo
Share on google
Share on email