Bien Informado

Un ladrón del tiempo que requiere ser menguado

El consultor Daniel Rodríguez nos comparte cómo gestionar mejor el tiempo en el trabajo y evitar que la procrastinación afecte la productividad
Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Tuitealo
Share on whatsapp
Enviar a WhatsApp
Share on email
Correo
Share on email

Uno de los problemas más comunes al que nos enfrentamos en nuestro vida laboral y que es catalogado como el enemigo de la productividad, es la procrastinación, el hábito de postergar actividades que deben atenderse y en su lugar realizar otras más irrelevantes o placenteras. Este hábito llega a resultar peligroso si se hace recurrente, pues tiende a desencadenar situaciones que afectan a la empresa de la que eres parte y tu reputación laboral, como la acumulación de tareas, estrés, cansancio, baja productividad, incluso la pérdida de clientes estables y futuros, porque cuando la emoción sube, la inteligencia baja, compartió el consultor y speaker Daniel Rodríguez, de Xirza Asesoría Corporativa, vía online sobre la Gestión Efectiva del Tiempo, con Bien Informado.

Señaló que es importante analizar sobre las causas que nos arrojan a la procrastinación e irlas corrigiendo, la desmotivación y las redes sociales suelen ser los mayores culpables. Aunque es necesario tomar descansos de pocos minutos para evitar el estrés laboral, esto no debe alargarse, pues el tiempo no es renovable, no es elástico y es igualitario; es muy fácil caer en las microdistracciones. Para evitar la pérdida de tiempo, se recomienda apoyarte de herramientas o técnicas que administrarán tu tiempo de la mejor manera.

Identificar y priorizar las actividades más importantes o urgentes, incluso apoyarte con algún compañero para que te ayude con esta,, luego aquellas que son importantes pero no urgentes, incluso para aquellas tareas que no te tomen más de 2 minutos, se recomienda hacerlas en el momento, si es posible, y por último ir haciendo aquellas que no son tan importantes ni urgentes.

Pomodoro y aplicaciones

Esta técnica consiste en gestionar nuestra tareas por ciertos periodos de tiempo, donde solo se esté enfocado en esa actividad. Para ello, nos podemos ayudar de un cronómetro y una lista de tareas previa y hacerlo de la siguiente manera.

  • Saber o tener en mente lo que se va a realizar
  • Apoyarse de un cronómetro o un temporizador
  • Trabajar en la tarea programada de manera intensiva hasta que el cronómetro suene
  • Subrayar en la lista las actividades que se van haciendo
  • Tomar un descanso de pocos minutos
  • Se recomienda que cada cuatro pomodoros, se tome un descanso más largo

También te puedes apoyar de aplicaciones que te permiten gestionar mejor tu tiempo, establecer recordatorios y priorizar, una de ellas es Remember The Milk.

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Tuitealo
Share on google
Google Plus
Share on email
Correo
Share on google
Share on email